El desatascador más común para usar en vuestros sistemas de cañerías

Traemos a colación uno de las mejores recetas para destapar vuestros sistemas de cañerías, pero lo mejor es que hecho en casa, con ingredientes económicas, naturales, fáciles de encontrar y que a vosotros ayudareis con cualquier obstrucción que se presente en vuestras cañerías.

Normalmente, en muchas ocasiones encontramos productos químicos especiales y destinados para este tipo de tareas, los encontramos igualmente fácil en los establecimientos comerciales, pero lo más peligroso de usar estos productos son los componentes con los cuales están hechos, podrían terminar siendo muy tóxicos para nuestra salud y para el ambiente que nos rodea, situación que debemos tener siempre presente al momento de utilizarlos.

Uno de los remedios comúnmente más usado es la sosa caustica, sustancia grandemente corrosiva. Por esta razón queremos dar a conocer a todos nuestros usuarios, esta receta que ayudara a todos a destapar las cañerías de vuestras casas de forma rápida y sencilla, sin perjudicar de ningún modo a vuestra salud y eficiente para la labor.

Forma de realizar un desatascador de cañerías casero

La forma de realizar este producto es bastante simple, solo necesitareis, dos tazas de bicarbonato de sodio, una taza de vinagre blanco y cuatro tazas de agua en estado de ebullición. Para este momento nos percatamos de que son productos realmente muy fáciles de encontrar, que normalmente vosotros podéis tener en vuestras casas, se logran encontrar en cualquier establecimiento comercial y además son realmente muy económicos. El procedo de utilización, también muy simple:

Solo basta con vaciar el lugar que se encuentre con obstáculos, fregaderos, lavamanos, entre otros., quitar toda el agua que se encuentre acumulada en este sitio, vaciar por el desagüe una taza de bicarbonato de sodio. Aparte se colocara el agua a hervir, cuando llegue a su punto de ebullición se mezclara con el vinagre,  en este momento se vaciara a través del desagüe en donde hayamos colocado el bicarbonato de sodio.

Este proceso generará una acción efervescente por la tubería, esto será completamente normal. La dejaremos actuar por unos quince minutos y si es necesaria toda una noche entera para asegurarnos que actuara correctamente. Este procedimiento permitirá que todas las grasas y suciedades se despeguen de las paredes de las tuberías.

Este sistema de limpieza se puede repetir cuantas veces queramos durante el día o la semana, hasta que logremos que la situación se normalice en vuestras tuberías, garantizamos que es un método bastante satisfactorio y efectivo, además acaba con la existencia de algún olor desagradable si este fuese el caso.

Otros métodos para destapas vuestras cañerías

Si vosotros en vuestras casas no tenéis alguno de estos productos, podéis probar con las siguientes recetas, que también nos proporcionan ciertas soluciones a la hora de tener alguna obstrucción en alguna de las tuberías de vuestros sistemas de redes.

Una receta muy simple es el agua caliente junto con la sal, solo basta con poner a hervir agua junto con sal marina y verter por el desagüe que se encuentre taponeado. Este procedimiento con estos simples ingredientes caseros, además de desprender todas las suciedades acumuladas y los olores desagradables que se puedan desprender.

Existe un procedimiento en el cual se necesita algo de entrenamiento pero también es bastante efectivo si se cuenta con la herramienta y el conocimiento, un alambre en forma de U,  solo basta con introducir este alambre a través del orificio del conducto para proceder a retirar todas las suciedades que se encuentren acumuladas en el interior de la tubería. Se introduce con cuidado para que este no se quede atascado también dentro de la tubería.

Vaciar a través de los conductos jabón junto con agua hervida. Este proceso  se deja reposar por un espacio de tiempo, hasta que verifiquemos que toda la suciedad se haya escurrido y el paso del agua sea rápido.