Consejos para la perfecta limpieza de tus grifos

Limpiar los grifo es un buen metodo para prevenir que se atoren. Si nos referimos a la estética,  al no mantener limpia la parte externa del grifo esta se pondrá bastante fea. Sin embargo, es mucho peor cuando el problema se genera en el interior, ya que afecta la fluidez con la que el agua corre. En este post, hoy vamos a ofrecerte algunos consejos para que puedas realizar la limpieza interna y externa de tu grifo de forma fácil.

Limpieza exterior

Primero, comienza viendo el material del que se encuentra hecho el grifo. Te recomendamos que utilices productos que no ocasionen daños a tu grifo como el jabón neutro. No todos los productos de limpieza son adecuados para limpiar el grifo.

Si esto no resulta suficiente, también puedes utilizar otros productos como por ejemplo el detergente de lavavajillas. Debes aplicar unas cucharadas de detergente en medio litro de agua y con una esponja comenzar a aplicarlo sobre el grifo. Hazlo con la parte suave para que evites las ralladuras en el grifo.

Existen lugares un poco mas complejos como la unión del grifo con la encimera donde resulta bastante normal encontrar más suciedad. Si observamos que con el metodo anterior la suciedad no sale, puedes aplicar la misma mezcla pero esta vez con un cepillo de dientes que ya no utilicemos. Otro método es aplicar bicarbonato de sodio.

Productos naturales

Otra opción si no deseas utilizar los productos que antes hemos mencionado, también puedes utilizar productos naturales. El vinagre blanco es de los productos naturales mas aconsejable para la limpieza de estos elementos. Otro que te aconsejamos aun mas son las bebidas de cola o incluso de harina.

Limpieza interior

La mayoría de los grifos tienen una rejilla interna que generalmente no ves por el atoro. Los atoros casi siempre son producidos la cal y otras sustancias arrastradas durante un largo periodo de tiempo, estas sustancias comienzan a acumularse en la rejilla del grifo afectando su funcionamiento

La mejor recomendación que podemos darte para realizar la limpieza del filtro de la rejilla es que con algún objeto punzante  lo saques, puedes utilizar una aguja o también un alfiler. Luego comienza a quitar los restos que están atorados. Recuerda que al momento de colocarlo nuevamente, debes hacerlo utilizando abundante agua fría.