COMO PONER LA TAPA EN UNA TUBERÍA

¿Necesitas poner la tapa en una tubería y no sabes cómo hacerlo? ¡No te preocupes, no vas a morir en el intento! Hoy vamos a contarte todo lo que debes saber para llevar a cabo esta acción que es más sencilla de lo que parece.

En los procesos de saneamiento lo normal es modificar la estructura de la red de tuberías. Para llevar a cabo este proceso es necesario el bloqueo de la salida del tubo o tubería. Es aquí donde emplearemos una tapa.

A continuación te explicamos cómo hacerlo según la tapa que vayamos a utilizar. Actualmente disponemos de una gran variedad de tapas en el mercado dependiendo del tipo de tubería que tengamos entre manos, lo que facilita esta tarea. Pero aún así, requiere ciertos conocimientos. Es importante saber cómo poner correctamente la tapa en una tubería.

Una alternativa interesante es la colocación de tapas registrables. Son muy sencillas de instalar. Basta con aplicar adhesivo en el tubo e introducir la base. Después, enroscamos la tapa. La ventaja de este modelo es que podemos abrir y cerrar el conducto de fontanería a nuestro antojo. Así, podemos permitir la circulación del agua. Es un accesorio muy dinámico.

Si lo que deseamos es cerrar definitivamente el tubo e impedir el paso del agua de forma permanente, podemos decantarnos por una tapa de plástico simple. Los pasos son sencillos. Primero limpiamos la superficie y aplicamos un adhesivo especial para este tipo de materiales en el conducto. Es importante que limpiemos también la superficie de la tapa. A continuación, introducimos la tapa girándola poco a poco para conseguir que el producto aplicado se impregne bien.

También hay tapas no permanentes que no necesitan ningún tipo de adhesivo especial para su fijación. Podremos retirarlas cuando lo deseemos. En cuanto a su uso, introducimos la tapa en el conducto y damos vueltas a la palomilla. El movimiento debe seguir el sentido de las agujas del reloj, hasta que la junta se expanda correctamente y así, se bloqueará el paso del agua. Cuando tengamos que soltar la pieza, simplemente giramos la palomilla hacia el otro lado. El mecanismo es simple.

 

 

 

También podemos cerrar un tubo de plástico sin necesidad de emplear una tapa. Puede darse el caso de que no contemos con una y sí, también tenemos la solución a vuestro problema. Como todos sabemos, el plástico es totalmente moldeable si aplicamos calor sobre él. Esto es, aplicando calor en el extremo del tubo o tubería podremos moldearla a nuestro antojo y cerrarla. Podemos ayudarnos de algunos elementos o herramientas. Por ejemplo, una llave serviría para retorcer la zona y ayudarnos en el proceso.

¡Ahora ya sabes cómo poner la tapa en una tubería! Sigue estos pasos para hacerlo correctamente y no dudes en contactar con los profesionales que estén a tu alcance o incluso en pedirle a alguien en casa que te eche una mano. Seguro que están dispuestos a ayudarte y la tarea se hace más sencilla y, por qué no, entretenida.