Limpieza de fosas septicas Paracuellos de Jarama

Una fosa séptica es básicamente un tanque de sedimentación que recibe las aguas vertidas de inmuebles no conectados a la red de alcantarillado. Una vez en el tanque, el líquido fluye y se filtra en el terreno, mientras que los residuos sólidos son retenidos para su descomposición por el efecto de las bacterias. Lamentablemente, en muchas ocasiones la velocidad de acumulación de residuos es mucho mayor que la de degradación. Asimismo, mientras que las partículas más pesadas se hunden en el fondo del tanque donde se efectúa el proceso anaeróbico, las grasas y elementos ligeros quedan flotando en la superficie y deben ser retirados Por eso resulta conveniente efectuar un vaciado regular de las fosas sépticas para extraer los sólidos sedimentarios y flotantes de las aguas vertidas y verificar el correcto funcionamiento de los sistemas de absorción y filtrado.

Instalación de fosas sépticas

Las fosas son el sistema de tratamiento de aguas residuales más habitual en zonas rurales o conjuntos residenciales apartados que no disponen de las tuberías principales de alcantarillado.

Este método contempla cuatro pasos para su correcto funcionamiento:

  • Recibe las aguas residuales de la casa.
  • Separa los deshechos sólidos de los líquidos.
  • Almacena y descompone los residuos sólidos.
  • Envia las aguas residuales al campo de drenaje.

El sistema sigue principios físicos básicos y pudiera parecer que la construcción e instalación de una fosa séptica es un trabajo sencillo. Sin embargo, no debe ser realizado por personal no calificado, pues de la adecuada planeación y ejecución del proyecto dependerá su seguridad y eficiencia. Estas labores deben ser confiadas a un contratista profesional debidamente acreditado.

Es lógico que busquemos siempre la manera de ahorrarnos algunos euros, pero los costes de reparación de una fosa séptica mal diseñada pueden ser muy elevados.

Es difícil establecer un coste estándar de construcción de una fosa, pues dependerá de las condiciones y ubicación del inmueble, el uso al que está destinado, la carga de deshechos y el sistema elegido. Pero a modo orientativo, podemos establecer un coste promedio que oscila entre 5.000 y 26.000 euros, para un sistema de gravedad que sirva a una vivienda de cuatro dormitorios, ubicada en una zona nivelada y con buena tierra. Estos precios incluyen la mano de obra y todos los materiales que puedan requerirse.

Aunque a simple vista puedan parecer muy elevados, los costes de construcción de las fosas sépticas son comparativamente más bajos que los de otros sistemas de tratamiento de aguas residuales.

Para entender cómo se compone este presupuesto, pasemos revista al coste desglosado de sus componentes:

  • Tanque: Se fabrican en diferentes materiales: de hormigón, fibra de vidrio o polietileno. La elección más frecuente es la de hormigón, debido a su precio y durabilidad. Su coste oscila entre los 500 y 800 euros, en función del tamaño y del instalador. Con respecto a su capacidad, los tanques están disponibles en diversos tamaños. Conviene elegir un tanque grande, que incluso exceda las necesidades proyectadas, pues la diferencia de precio es pequeña.
  • Drenaje de grava: La cantidad requerida dependerá del tipo de suelo donde se realizará la instalación.
  • Bóvedas: Están fabricadas en una amplia variedad de materiales, pero indiscutiblemente el más común es el plástico.
  • Tubería: De acuerdo a la ubicación de la fosa con respecto al inmueble y al diseño del sistema, serán necesarios más o menos metros de tubería y ello determinará su valor.
  • Trabajo y diseño: Deberás contemplar el pago de los honorarios del ingeniero calificado y de un contratista séptico acreditado. Asimismo, tendrás que pagar los costes de los permisos sanitarios y autorizaciones de las agencias locales de construcción o planificación.

Antes de realizar un trabajo de este tipo es importante exigir referencias de las empresas contratadas. Asimismo conviene optar siempre por materiales de la mayor calidad, que ofrezcan garantías. Por lo general, las compañías que se encargan de la instalación de fosas sépticas pueden ofrecerte también un contrato de mantenimiento.

Vaciado de fosas septicas Paracuellos de Jarama

La limpieza y mantenimiento de una fosa es una tarea que debe realizarse de manera regular, para evitar desbordamientos y filtraciones que puedan suponer un riesgo para la salud y el medio ambiente. La periodiciddad de estas labores dependerá de la carga orgánica que reciba la fosa y de la adecuada planeación de su volumen en relación con uso al que está destinada.

Por citar alguna referencia, se calcula que una vivienda unifamiliar aporta entre 20 y 30 litros de vertidos por usuario y día, provenientes del inodoro. La carga de aguas servidas de otras fuentes del baño y la cocina supone un volumen de entre 50 y 100 litros diarios adicionales.

Esto hace indispensable una limpieza y vaciado frecuente, que incluso está contemplado en las normativas de la Agencia de Protección Ambiental. La eliminación de lodos, sedimentos y escamas flotantes solo puede realizarse mediante trabajos de bombeo, realizados por poceros expertos.

Nuestro servicio de mantenimiento y vaciado de fosas septicas Paracuellos de Jarama no solo removerá los sólidos sedimentarios y flotantes de las aguas negras, sino que verificará el funcionamiento del sistema de absorción, para garantizar un correcto filtrado y tratamiento de los efluentes clarificados.

Es muy importante controlar la carga de vertidos y vaciar la fosa cuando los deshechos alcancen un nivel cercano a 1/2 o 2/3 del volumen total de líquidos. Es decir, entre el nivel del agua y el fondo de lodos y sedimentos de la fosa.

Para poder ofrecerte un presupuesto ajustado a tus requerimientos deberemos evaluar el tamaño de la fosa y las condiciones de la instalación. Ten en cuenta que se trata de un trabajo delicado, pues durante el proceso de vaciado hay emisiones de gases tóxicos que deben ser manejados solo por personal capacitado para tales labores. Además, es de suma importancia evitar los derrames, pues el lodo removido representa un riesgo importante de transmisión de enfermedades de origen fecal.

Una empresa de limpieza de fosas seria y debidamente equipada, como la nuestra, es la mejor alternativa para realizar la limpieza y vaciado de fosas septicas Paracuellos de Jarama, con total seguridad.

El primer paso de este proceso consiste en el vaciado de la fosa, para lo cual contamos con camiones cuba de gran capacidad, que pueden absorber el contenido sólido y líquido de la fosa séptica. Posteriormente se procede al lavado de las paredes, fondo y techo del tanque, aplicando agua a alta presión, para desincrustar cualquier sedimento que haya podido quedar adherido.

Finalmente se revisarán los filtros y se comprobará su correcto funcionamiento. De esta manera podrás estar seguro de que tu fosa séptica se encuentra en perfectas condiciones y no representa peligro alguno para tu salud y el cuidado del medio ambiente.

Recuerda que los propietarios de los inmuebles con instalaciones de fosas sépticas para el tratamiento de aguas vertidas son responsables de las inspecciones, bombeo y prevención de fallos del sistema séptico. Esta es una tarea que debe realizarse, como mínimo, una vez al año, para cumplir con las normativas vigentes.

Confia en nuestros profesionales para la instalación, mantenimiento y limpieza de tu fosa séptica y olvídate de las preocupaciones. Podemos ofrecerte ventajosos contratos anuales que te sacarán ese peso de encima y podrás tener la tranquilidad de saber que tu fosa séptica está en perfectas condiciones.