Bicarbonato de Sodio para desatascar tuberias

Antes de nada debemos saber que este truco sirve para desatascar tuberias pequeñas, en las cuales hemos visto que la eficacia de succión de éstas ha bajado y por lo tanto no traga el agua como debería hacer.

El bicarbonato es un compuesto químico blanco que se disuelve en el agua con facilidad y que por su capacidad se le da distintos usos en su vida útil como puede ser el de levadura en el caso de la repostería o el de un tratamiento contra la acidez de estómago en caso médico. Ambos son casos comunes pero también puede utilizarse como neutralizador de quemaduras por ácidos o como componente de los extintores de incendios. Pero el caso que nos ocupa es el de los desatascos y es que con este compuesto podemos eliminar desatascos que nos impiden fregar los platos a gusto o ducharnos sin que parezca nuestro plato de ducha una pequeña bañera.

¿Qué necesitamos para desatascar con bicarbonato?

Para realizar este truco vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Bicarbonato de Sodio, dos tazas
  • Vinagre, una taza
  • Agua Hirviendo, unas cuatro tazas o un litro si es más cómoda esa medición.

¿Cómo limpiar las tuberias con este truco?

Antes de empezar a verter tazas con productos por el desagüe, intenta retirar todo el agua que haya dentro del lavabo, bañera, ducha o fregadero por donde vayas a derramar el bicarbonato, el vinagre y el agua hirviendo.

Una vez se ha tragado el agua procedemos a verter la primera taza de bicarbonato dentro del sumidero en el que vamos a trabajar y seguidamente volcamos dos tazas de agua hirviendo o en otras palabras, medio litro; con esto vamos a disolver la grasa y otras impurezas de la tubería si sabemos que puede haber muchos restos pegados a las paredes de la cañería podemos usar sal fina a modo de exfoliante para tubos, pero al contacto con el agua se va a disolver y va a ser un poco inútil, por ello no lo hemos añadido en la lista de ingredientes del truco para desatascar tuberias con bicarbonato.

Siguiente paso. Después de dejar actuar un rato el bicarbonato y el agua, echamos la taza de bicarbonato que nos queda y volcamos la taza de vinagre a continuación. Tapamos el desagüe con un tapón y dejamos actuar. Lo más probable es que escuchemos ruidos de burbujas, como cuando echas una pastilla efervescente en el agua e incluso, puede llegar a salir espuma en algunos casos.

Cuando hemos dejado de escuchar estos ruiditos, podemos verter lo que nos queda de agua hirviendo en la boca de la tubería. Si vemos que el atasco continúa, se puede repetir todo el proceso, pero si notas que el tapón interno es muy grande te tocará llamar a profesionales de este sector.

Ventajas y desventajas de usar bicarbonato

Como ventaja tenemos que es un procedimiento muy economico para poder destaponar tuberías con poco drenaje. Por otro lado no deja residuos y es muy fácil proceder a un desatasco con esta técnica.

Por su lado, en las desventajas, es que es un método que no es infalible y que de no tener cuidado podemos causarnos alguna quemadura por culpa del agua hirviendo. Por lo demás es seguro y reiteramos que es un método de muy fácil uso.

¿Y si no tengo bicarbonato?

Si no tienes nada de lo anterior o tienes pereza para comprar algo de esto, siempre puedes intentarlo con un alambre, con una bomba manual, pero te recomendamos no usarlo a la ligera, por el bien de tu sistema de tuberías.